Aviso: Lamentablemente, no es posible enviar pedidos a las islas.

18 000
clientes satisfechos
Descuento 0%

Su cesta está vacía...

Añada algún producto.

Si tiene dudas, póngase en contacto con nosotros.

Página inicial FAQ Blog Contacto Estado del pedido
Página inicial Blog La otra cara de la moneda

La otra cara de la moneda

27.06.2023

¿Alguna vez te has encontrado con una mujer que te intimidó? ¿Una mujer que deseabas, pero la dejaste ir por miedo a que un día ella te abandone? ¿Sabes que es muy posible que te hayas equivocado más de lo que te imaginas? Érase una vez...

-Las chicas bonitas e inteligentes lo tienen todo tan fácil, -suspiró Martina, haciendo girar la copa de vino en la mano, -pero a mí me tocaron las cartas equivocadas.

Silvia negó con la cabeza: -La belleza es puramente subjetiva y efímera, y ser muy inteligente puede ser un problema, créeme.

-Lo dices para alegrarme, pero es una tontería. Tienen todo mucho más fácil.

-A veces no. Si crees que puedo tener a cualquier hombre que se me ocurra, estás muy equivocada. Es difícil saber cuál te quiere solamente para la cama y cuál quiere algo serio. Es difícil distinguir al que te quiere sólo con un símbolo de estatus y al que de ama por lo que eres. Y puede ser todavía peor, créeme.
Martina, sorprendida: -¿Peor?

Silvia tomó un sorbo de su copa, respiró hondo y miró a Martina de una manera que la dejó casi fría.

-Sí, cuando un hombre no cree en sí mismo. Cuando estás perdidamente enamorada de alguien que ni siquiera te da una oportunidad porque tiene miedo de ser suficiente para ti -empezó a hablar más rápido y más alto, exasperada, -de que no puede ser verdad que le quieras; de que si descubrieras cómo es en verdad, le dejarías y le romperías el corazón. Y así, la que termina con el corazón roto eres tú.

-Eso te ha pasado a ti... -dijo incrédula Martina.

-Y no hace tanto, -respondió Silvia, mirando la mesa como buscando imágenes del pasado, -hasta ese momento creía que todos los hombres son cazadores. Que si una mujer les gusta, se arriesgan. Instinto básico, ya sabes. El impulso sexual que anula momentáneamente su instinto de conservación. Puras huevadas. Si tienes mala suerte, puedes encontrarte con un ejemplar que te deja completamente confundida y con tanto dolor que casi no puedes respirar. -dijo levantando los hombros y encogiéndose de hombros.

Martina se inclinó hacia ella con curiosidad: -¿Cuánto tardaste en recuperarte?

Silvia no contestó y Martina se dio cuenta. No se había recuperado.

-Pero bueno, no estamos acá para llorar, ¿verdad? -Silvia fingió una sonrisa y levantó la copa. -¡A que hayan amores y que los hombres se despierten! Dije otra estupidez, ¿no? -Y ambas se rieron.

Unas horas más tarde...

Las últimas gotas de la ducha cayeron al suelo casi en silencio y Silvia tomó una toalla. Empezó a temblar por el frío y corrió al dormitorio. Desnuda, se acurrucó bajo la manta. ¡Cómo deseaba que él estuviera ahí ahora! Que la abrazase por detrás para sentir su pecho velludo en su espalda y su aliento cálido en el pelo, mientras sus dedos se entrelazan. Cerró los ojos y casi sin pensarlo, se llevó la mano al pecho y lo apretó. Bajó la mano por el vientre hasta su entrepierna, y con un dedo presionó suavemente su lugar más sensible, moviendo la punta de izquierda a derecha y de vuelta.

La respuesta fue inmediata y sus pezones se endurecieron como guijarros. Se tumbó sobre la espalda y continuó las caricias lentas y rítmicas. Imaginó sus ojos cálidos y los abanicos de arrugas que los rodeaban. Su sonrisa, sus fuertes brazos. Cómo le gustaría atraerlo hacia sí y besarlo y acariciarlo. Trazar la línea de sus sienes con los dedos, pasar los dedos por su pecho. Le besaría apasionadamente la barbilla, le mordería suavemente el cuello y le recorrería el vientre hacia abajo con sus labios.

¿Cómo lo tiene? Seguro que es suave como la seda, caliente y orgullosamente erguido, listo para conquistar y ser acariciado. Y fragante como él mismo. Se lo pondría en la boca para saborearlo. No sabría qué hacer primero, si chuparlo o montarlo. La imagen era tan vívida y colorida, y la excitó tanto que se quitó la manta, metió la mano en el cajón que había junto a la cama para encontrar el vibrador, que le entró con sorprendente suavidad.Lentamente empezó a moverlo dentro y fuera, como un hombre que la penetraba suavemente.

Imaginó el peso de su enorme cuerpo, recordó su atractivo aroma, su agradable voz, y arqueó la espalda de placer. Detuvo el movimiento y encendió la vibración. Ajustó el vibrador para que tocara a la perfección su punto G, y su protuberancia más pequeña se encargó de hacer el trabajo donde acababa de dejarlo su dedo. Lo apretó en su interior y lo soltó. Se agarró a los barrotes de la cama por detrás de la cabeza y se dejó llevar. Se sentía como si en su interior tuviese dos dedos masculinos y una lengua traviesa afuera.

Se lo imaginó encima haciendo un 69. Abrió la boca como si estuviera a punto de tragarlo, y descubrió que su lengua se movía lentamente y en oleadas. Le encantaría tanto chuparlo y besarlo suavemente. Deseaba tanto oírle ronronear suavemente, saber que le gustaba. Se moría por sentir que empezaba a retorcerse dentro de ella. Como sus pelotas se retraen lentamente, a medida que se acerca el final.

Aumentó la intensidad de las vibraciones y tensó los músculos de las piernas. En su mente podía ver cómo le sujetaba las nalgas para que la penetre más profundamente. Sintió una oleada ascendente en el bajo vientre. Aspiró profundamente, expiró suavemente y aspiró de nuevo. Y ahí fue donde llegó. Imaginando cómo el explotaba en su boca, un delicioso espasmo recorrió su cuerpo, que duró varios segundos. Su respiración se detuvo y luego, con un gemido, exhaló profundamente.

Las rítmicas contracciones que siguieron se vieron amplificadas por las pulsaciones del vibrador hasta el punto de que temió mojar todo a su alrededor. Pulsó el botón para apagarlo y luego, con el corazón latiéndole como si se le fuera a salir del pecho, intentó recuperar el aliento.

Lentamente, se lo sacó y lo guardó. Se tapó con la manta y volvió a acurrucarse.

-Si supieras lo mucho que te he extrañado, y por cuánto tiempo, ¿actuarías de otro modo? -preguntó, cerrando los ojos y lentamente cayendo en las profundidades del sueño. A lo mejor le da la respuesta en sus sueños...
 
La sabiduría dice que al final de nuestras vidas no arrepentirnos tanto de lo que hicimos como de lo que no hicimos pero queríamos hacer. Piensa en ello, para que los arrepentimientos al final sean los menos posibles. Y dale oportunidad al amor, por imposible que te parezca. Quizá sea más real de lo que nunca te atreviste a soñar...

También puede interesarle​: Masturbación femeninaSé lo que quieren los hombresLas Top 5 ayudas eróticas para parejas

Consejo para ella: ¿Ha oído hablar alguna vez de Lovegra? Es la llamada Viagra para mujeres, gracias a la cual las mujeres pueden alcanzar un mayor placer durante las relaciones sexuales y llegar al orgasmo con más facilidad. Disponible en nuestra eshop en la categoría Viagra femenina.

Consejo para él: ¿Sabía que, además de las clásicas pastillas para la erección, también existen alternativas como productos para la erección en forma de gel o caramelos que contienen principios activos? Pruebe, por ejemplo, Camagra Oral Jelly, Kamagra Masticable o Cenforce Soft de la categoría Viagra Generico (sildenafil generico) o Apcalis Oral Jelly y Vidalista CT de la categoría Cialis Generico (tadalafil generico)

Autora: Marina Deluca

Productos relacionados

Kamagra Oral Jelly 100 mg
En stock

Kamagra Gel 100mg, la alternativa más popular a las clásicas pastillas de Kamagra, es un genérico (sustituto completo) de Viagra para el tratamiento de la disfunción eréctil.

Desde 24,00 €
Vidalista CT 20 mg
En stock

Vidalista CT 20 mg es un producto de la categoría de Cialis genérico, que ayuda a la mayoría de los hombres con disfunción eréctil. Gracias a su efecto de larga duración (hasta 36 horas), los productos de tadalafilo se conocen popularmente como la "píldora del fin de semana".

Desde 30,00 €
Lovegra 100 mg
En stock

Fecha de caducidad: 08/2024. Lovegra 100 mg es «Viagra para mujeres» especialmente creada para profundizar su placer sexual. Los comprimidos de Lovegra son un producto de los laboratorios de la compañía farmacéutica india Ajanta Pharma Limited, que también produce el más desconocido sustituto de la Viagra para hombres, Kamagra.

Desde 17,00 €

Blog

Anhelando sus orgasmos

22.10.2022

Después se desmontó, se arrodilló frente al sofá y empezó a chupármela, comprendí que necesitaba tiempo para respirar...

Artículo completo

La impotencia femenina y sus causas

05.10.2023

Disfunción sexual en la mujer: ¿las mujeres también pueden ser impotentes?  Qué es la frigidez?  ¿Cómo tratar la disfunción sexual femenina?

Artículo completo

¿Cómo complacer el clítoris de una mujer con la boca y cómo lograr la maestría en esta disciplina?

27.12.2023

Hay muchas diferencias entre un buen amante y uno de primera clase. Conviértete en imbatible.

Artículo completo

¿Necesita ayuda?

Llámenos. Estamos dispuestos a responder a cualquier pregunta que pueda tener sobre nuestros productos.

Enviar una consulta

Nosotros y nuestros socios necesitamos su consentimiento para utilizar cookies que nos permitan analizar el tráfico, evaluar y personalizar los anuncios. Para dar su consentimiento, pinche el botón “OK”.

Rechazar opcionales Configuración OK