Aviso: Lamentablemente, no es posible enviar pedidos a las islas.

18 000
clientes satisfechos
Descuento 0%

Su cesta está vacía...

Añada algún producto.

Si tiene dudas, póngase en contacto con nosotros.

Página inicial FAQ Blog Contacto Estado del pedido
Página inicial Blog Éxtasis a través de las letras

Éxtasis a través de las letras

13.08.2023

El sonido del móvil rompe el silencio. Messenger me anuncia que he recibido un mensaje de Christine. De tanto en tanto me envía un chiste para decirme que no está molesta. Incluso después de decidir que no iba a seguir animando chispas entre nosotros dos porque había una familia con niños pequeños en el juego, y se lo dije.

La magia entre los dos era enloquecedoramente fuerte, y en cualquier otra situación habría luchado para asegurarme de que nadie más la tuviera. Pero tengo juicio y responsabilidad. Por desgracia, sólo cuando estoy sobrio. Y este tercer trago de whisky que me estoy tomando ahora mientras escucho canciones melancólicas y desgarradoras está jugando en mi contra.

El mensaje es un chiste erótico. Suave, sutil, pero lo suficientemente fuerte como para hacerme desearla de nuevo.

"Puedo imaginármelo", le comenté.

"Sé que puedes", contestó, "por que...".

“Christi, te estás portando mal.”

“Lo sé. Y también sé que te gusta cuando me porto mal.”

Me imagino cómo sonríe ahora mismo. Cómo arruga la nariz.

“Me conoces, pero también sabes lo dijimos.”

“A distancia no soy peligrosa.”

Me está poniendo a prueba. Ambos sabemos que lo es. Sólo el hecho de que pienso en su sonrisa, sus ojos brillantes y sus elegantes andares cada vez que estoy solo y cachondo.

"Ambos sabemos que lo eres. Aunque no pueda verte."

“Qué pena. Me verías tirada en el sofá de un hotel con una copa de chardonnay en la mano. ¿Hacemos un brindis virtual?".

Y me envió una foto al chat. Semiacostada, una mano detrás de la cabeza, una copa de vino en la otra, los botones de la blusa desabrochados, el dobladillo de encaje del sujetador asomando ligeramente por debajo. No podía apartar los ojos de ella. Me imaginé pasándole la mano por el escote, atrayéndola hacia mí, bajándole la cremallera de la falda. No había forma de parar, la imaginación corría a toda velocidad.

Me tomé un selfie con el vaso de whisky y un ojo entrecerrado con picardía, con el subtítulo "¡Salud!" y lo envié.

“’A nuestra salud!” Respondió. “¿Te gustaría un beso con sabor a whisdonnay?”

“Mucho,” escribí con un emojy riéndose.

"No lo creo", respondió, "creo que me gustarías de todos modos".

La imaginé arrodillada frente a mí, desabrochándome la bragueta. La idea fue tan intrusiva que me removí en la silla, me bajé la cremallera y la saqué. Salió de la bragueta casi protestando.

Pink! Otro mensaje. “Y creo que sé exactamente lo que te imaginas.”

“No es nada difícil,” escribí.

"Entonces espero que ahora lo agarres y dejes volar tu imaginación".

Es terrible, y hermosa. Me puede.

“Ma faltan incentivos...” intenté.

Inmediatamente, me llegó una foto que me hizo saltar. La blusa desabrochada hasta el ombligo, los pechos redondos y medianos con los pezones salientes de color rosa claro asomando por las copas y levantados de tal forma que formaban un desfiladero en el que me habría metido como una anguila bajo la orilla.

"Eres hermosa... irresistible".

"Entonces haz algo..."

Terminé mi bebida y puse el vaso en la mesa. Lo agarré y miré la pantalla. Las líneas se desplazaron y luego empezaron a subir una a una a medida que Chris escribía.

“Quiero que lo agarres. Quiero que te imagines algo ahora mismo.”

“Estoy parado frente a ti y me inclino para darte un beso suave. Muerdo tus labios ligeramente.

Luego te beso en la barbilla, el cuello y recorro tu pecho con la nariz. Apoyo mis palmas en tus muslos y me arrodillo entre tus piernas abiertas".

Solté el móvil, me saqué rápidamente los pantalones y los calzones y volví a tomar el móvil y la mía.

Los mensajes llegaban en rápida sucesión.

"Me arrodillo y te miro a los ojos. Paso mis manos desde tus rodillas hasta el interior de tus muslos. Me acerco a él y me detengo justo al lado con los labios. ¿Puedo?"

No puedo imaginarme rechazar tal oferta. No de Christine.

Escribí: "Te acaricio la mejilla izquierda y te paso los dedos por detrás de la oreja, por el pelo. Te empujo hacia mí. Te deseo."

Me llega un emojy sonriente y justo abajo: "Respiro cálidamente sobre él. Le doy un beso suave.

Lo sabeo con la punta de la lengua. Luego acaricio el punto más sensible con la lengua desde abajo y lo chupo suavemente.

Lentamente, milímetro a milímetro, te llevo a mi boca. Sólo un poco. Y luego de vuelta.

Uso mi mano izquierda para masturbarte ligeramente, y la derecha para acariciarte los huevos y tirar ligeramente de ellos".

Lo imaginé en colores, solté el teléfono e hice exactamente lo mismo con mis manos. Entonces me di cuenta de que no podía escribir. Solté las pelotas, tomé el teléfono y vi el mensaje:

"Hueles de maravilla. Quiero lamerla toda y es exactamente lo que estoy haciendo. Y quiero probar hasta dónde puede llegar. Dos veces corta y una larga. Y otra vez. Y otra vez.”

Podía imaginar esa profunda penetración y empecé a temblar. Busqué el lubricante en el cajón de al lado y eché un poco. Un ligero escalofrío recorrió mi espalda, pero pronto cesó. Podía imaginar vívidamente lo que Chris me estaba haciendo ahora, a distancia. Es increíble. Aceleré un poco mirando la pantalla.

“Agárrame de la cabeza y marca el ritmo. Quiero que lo hagamos juntos. Quiero que me controles. Quiero que ahora mismo se te pase por la: Chúpala, lo quiero así, vamos...”

No lo puedo creer, ¡es exactamente lo que acabo de oír en mi cabeza! Y empecé a vibrar aún más. Cómo la quiero aquí conmigo ahora. Quiero que sea real. Quiero metérsela en la boca hasta el fondo, quiero que me la chupe aquí y ahora. En mi mente, podía ver sus labios y esos hermosos ojos, disfrutando y esperando a que acabe. Apreté y aceleré. Cogí una servilleta. Arqueé la espalda, emití un gruñido ahogado, me aparté y empecé a chorrear. La imaginé tragando. Chupando últimas gotas y lamiendo mi verga hasta dejarla limpia. Mi corazón latía como si estuviera corriendo.

"¡Eres increíble, lo sentí como de verdad!" Le escribí.

"Ni de lejos", me contestó, "pero me alegro de que pienses así".

Es terrible, sonreí y contesté: "Gracias..."

"Ha sido un placer", emojy guiñando, "cuando vuelvas a tener ganas de whisdonnay, pregúntame si tengo sed". Conociéndome, me moriré de sed".

"Te ofrecería algo aún mejor. O, tal vez, si me estuviera muriendo de sed, ¿me darías de beber?".

Una foto apareció en la pantalla. Los dedos de Christine y entre ellos una tela mojada y brillante. Tragué saliva. Estaba excitada. Y seguro que se estaba tocando.

"¿Por qué no te sirves otra copa, tienes tiempo?"

"Claro que sí. ¿Qué te apetece ahora?"

"Ahora veamos hasta dónde llega tu imaginación, Chris. Porque la mía recibió un impulso y cambió completamente de dirección. ¿Lista para leer?"

También puede interesarle: Tratamiento y corrección de la disfunción eréctil o Impotencia femenina - solución de autoayuda

Consejos extra:

¿Sufre problemas de erección y cuando todo funciona como debería, le traiciona la falta de vigor? ¿Está buscando un producto que resuelva ambos problemas al mismo tiempo? ¡Tenemos buenas noticias!

En nuestra tienda online de genéricos encontrará diferentes tipos de pastillas combinadas para la erección para el tratamiento tanto de la disfunción eréctil como de la eyaculación precoz:

Si sólo busca productos para la erección sin receta, en nuestra amplia gama no faltan los populares productos Karmagra = Kamagra, como Camagra Oral Jelly 100 mg o las pastillas Kamagra 100mg.

Autora: Marina Deluca

Productos relacionados

Kamagra Gold 100 mg
En stock

Kamagra Gold 100 mg es el genérico más conocido (sustituto completo) de Viagra para el tratamiento de la disfunción eréctil que contiene el principio activo sildenafilo. 

Desde 16,00 €
Super Kamagra 160 mg
En stock

Este producto para el tratamiento de la disfunción eréctil contiene el mismo principio activo que el Viagra - sildenafilo y está enriquecido además con el principio activo anti eyaculación precoz dapoxetina.

Desde 49,00 €
Vidalista 20 mg
No está en stock

Vidalista 20 mg en forma de comprimidos ayuda a los hombres con problemas de erección. En cooperación con la estimulación sexual, hará que el suministro de sangre al pene sea más eficiente y ayudará a que la erección dure más tiempo.

Desde 21,00 €

Blog

Problemas de disfunción eréctil: Visita al médico

03.11.2022

¿Cómo puedo saber que tengo que consultar con el médico los problemas de erección? ¿A qué médico debo acudir? ¿Cómo se realiza el examen? 

Artículo completo

La otra cara de la moneda

27.06.2023

¿Alguna vez has encontrado con una mujer que deseabas, pero la has dejado escapar por miedo a que te rechazara? Tal vez hayas equivocado...

Artículo completo

12 datos interesantes sobre el pene que debería conocer

17.07.2023

Datos menos conocidos sobre el pene que pueden habérsele escapado. Pues bien, debería conocerlos.

Artículo completo

¿Necesita ayuda?

Llámenos. Estamos dispuestos a responder a cualquier pregunta que pueda tener sobre nuestros productos.

Enviar una consulta

Nosotros y nuestros socios necesitamos su consentimiento para utilizar cookies que nos permitan analizar el tráfico, evaluar y personalizar los anuncios. Para dar su consentimiento, pinche el botón “OK”.

Rechazar opcionales Configuración OK